Comprar un apartamento de playa es, para muchas personas, un sueño cumplido, la oportunidad de disfrutar de una segunda residencia en la que desconectar o de un pequeño paraíso para vivir una jubilación tranquila. Otros muchos, en cambio, lo ven como una buena oportunidad de inversión.

Sea cual sea el motivo que lleva a comprar un apartamento de playa, es importante valorar algunos aspectos clave antes de tomar la decisión final. Y no es cuestión solo de presupuesto, hay muchos factores que ayudarán a acertar y errores que se deben evitar.

1. Evaluar las necesidades

Es el primer paso imprescindible que condicionará la búsqueda. Evidentemente, no es lo mismo una vivienda que será la segunda residencia de una familia que la de una pareja de jubilados. Y los criterios de elección también deben ser diferentes si se trata de comprar un apartamento de playa con vistas al alquiler vacacional.

Hay aspectos que a veces se pasan por alto cuando se trata de apartamentos en la costa, pero que son importantes según las características de cada comprador. Cuestiones importantes a tener en cuenta son la superficie útil real, la distribución, el número de habitaciones, si tiene terraza o si el inmueble cuenta con zonas comunes o instalaciones deportivas.

2. Localización

El litoral valenciano es amplio, y en toda su extensión hay lugares maravillosos para comprar un apartamento de playa. En ese sentido, si se trata de una segunda residencia o una vivienda habitual será importante valorar diferentes cuestiones: cercanía a la ciudad de origen, servicios imprescindibles que debe tener la localidad o urbanización, si se prefiere una zona tranquila, distancia a la playa desde la casa, etc.

Cuando se trate de comprar un apartamento de playa destinado al alquiler, hay que fijarse en otros aspectos. El principal es la rentabilidad que se puede obtener y, para valorarlo, un indicador son los informes de la Sociedad de Tasación. En ellos se recoge la evolución de la rentabilidad bruta y el precio del alquiler. Además, monitorizando la oferta y la demanda del mercado, determinan el riesgo de la inversión por provincias.

3. Financiación

Es un aspecto importante, sobre todo, porque, aunque se trate de una inversión, comprar un apartamento de playa supone un gasto. Es necesario contar con un colchón financiero que evite endeudarse por encima de las posibilidades y calcular muy bien la cuota mensual que se puede pagar en el caso de solicitar hipoteca.

Las posibilidades económicas pueden determinar en buena medida los criterios de búsqueda. La enorme ventaja es que en esta costa hay zonas para todo tipo de bolsillos y en cualquiera de ellas PRIMER GRUPO te puede ayudar a encontrar buenas oportunidades.

4. No precipitarse nunca

La oferta inmobiliaria en la costa es casi inabarcable, por eso nunca hay que quedarse con la primera oportunidad que aparezca. Comprar un apartamento de playa por un simple impulso puede salir muy caro: desde darse cuenta demasiado tarde de que no responde a lo que se buscaba realmente a que la rentabilidad del alquiler no sea la esperada al no haber escogido una buena zona.

El miedo a perder una “ganga” puede llevar a tomar decisiones erróneas. Por eso, antes de decidirse definitivamente a comprar un apartamento de playa conviene analizar bien cada detalle y, sobre todo, comparar entre varias posibilidades. Además, el mercado inmobiliario siempre está en movimiento, de modo que siempre se puede encontrar otra oportunidad, incluso mejor.

5. Elegir el mejor momento

Mencionábamos la palabra “oportunidad” y es importante. Precipitarse nunca es bueno, pero tampoco lo es esperar eternamente o tardar meses en decidirse si es buen momento o no para comprar un apartamento de playa. Hay momentos en los que el mercado inmobiliario se sumerge en procesos de ajustes de precios y dejarlos pasar puede significar perder dinero.

Ocurre en cualquier zona de España, pero los vaivenes del sector, y sobre todo las crisis económicas, se reflejan de manera muy perceptible en el mercado de segundas residencias o inmuebles destinados a alquiler vacacional. Si tienes en mente comprar un apartamento de playa, debes saber que el sector está en proceso de ajuste y si se dispone de liquidez o posibilidades de endeudamiento, lo ideal es aprovechar la coyuntura. 

Comprar un apartamento de playa puede ser una magnífica decisión personal y económica. Si te has decidido a ello, ponte en manos de profesionales. Contacta con nosotros y recibirás el mejor asesoramiento para acertar en tu decisión.

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?