En tiempos de covid, hemos tenido que reinventarnos, aunque esto nos ha brindado una serie de cambios que consideramos que han sido positivos. Uno de ellos ha sido la incorporación de las visitas virtuales como un complemento a las visitas físicas, lo que ha supuesto un incremento de las mismas. Pues esta transformación de nuestro sector ha sido recibida de forma positiva por muchas personas que han valorado esta opción.

Por eso, en Primer Grupo Gran Vía queremos hablar un poco sobre las ventajas que tienen las visitas virtuales que ofrecemos para quienes las necesitan, aunque siempre pueden seguir optando por las visitas presenciales de una forma segura gracias a nuestro protocolo covid. Pues la seguridad es lo más importante ahora mismo.

Las ventajas que tienen las visitas virtuales

Las visitas virtuales tienen varias ventajas entre las que destaca el ahorro de tiempo. Las personas que estén interesadas en una vivienda para comprarla o alquilarla la podrán visitar a través de Internet para saber si es lo que están buscando o no. Esto es fantástico, ya que así no se perderá tiempo visitando un inmueble que, en realidad, no se ajusta a las expectativas de los clientes. Por ello, es un complemento estupendo.

Con todo, las visitas virtuales también nos han permitido ganar valor ante nuestros clientes. La razón es que pueden ver las viviendas que están a la venta o para alquilar en buen estado, limpias y aptas para entrar a vivir en ellas. Por eso, estas visitas pueden ser el paso previo para visitarlas físicamente y que se decidan, por fin.

Otra de las ventajas que tienen las visitas virtuales es que, si una persona puede ver las estancias, su decoración, cómo están repartidos los espacios, etc., se puede ya imaginar viviendo en ella. Esto hará que se cree un vínculo emocional entre un posible comprador y el inmueble que será muy positivo. Las probabilidades de que la vivienda sea la adecuada son muy altas, por lo que la venta o el alquiler estarán casi asegurados.

Las visitas virtuales también pueden ayudar a vender antes una vivienda. Imaginemos que una persona lleva mucho tiempo intentando que alguien compre su inmueble. Pues en Primer Grupo Gran Vía podemos ayudarla. Con las visitas virtuales y presenciales, así como con nuestro protocolo covid y algunos consejos a mayores para poner la casa a punto, la venta puede lograrse antes de lo que esperado.

Finalmente, la ventaja más importante sobre las visitas virtuales es que se rompen las distancias. A muchas personas les puede limitar el hecho de desplazarse durante largos kilómetros para nada, si al final la vivienda no es lo que esperaban. Con esta opción complementaria no habrá problema. Lo que verán es el fiel reflejo de la realidad.

Las visitas virtuales brindan facilidad a los clientes

En Primer Grupo Gran Vía sabemos que nuestro cometido no solo es vender, alquilar o vender inmuebles, sino ponérselo fácil a las personas. Por eso, las visitas virtuales son un complemento a las físicas que permiten, cómodamente, desde el hogar ver qué viviendas se ajustan a lo que están buscando y cuáles son las que no. De esta forma, podrán concertar visitas con una mayor seguridad y sabiendo lo que van a ver.

Ahora que todas las miradas se posan en casas, pisos con amplias terrazas o chalets que tengan un pequeño jardín (al menos), es importante ofrecerles a nuestros clientes una forma de que sepan que tenemos lo que necesitan. Visitas virtuales que pueden hacerles dar el paso para visitarlas presencialmente y decidirse a comprar o alquilar.

¿Qué dudas tienes sobre las visitas virtuales? ¿No conoces nuestro protocolo covid para las visitas presenciales? Si tienes alguna de estas preguntas no dudes en ponerte en contacto con nosotros. Estaremos encantados de resolvértelas y de ayudarte en todo lo que necesites. Además, si quieres vender tu casa o tu piso también este tipo de visitas te pueden beneficiar. Quizás encuentres comprador antes de lo que pensabas…

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?