Nos pasamos el día queriendo llegar a nuestra casa, pero ¿está nuestra casa lista para que lleguemos nosotros? En esto se basa el concepto de “casa acogedora”. Una cálida bienvenida de parte de ese lugar al que cada día ansiamos cada día regresar. Para convertir tu casa en un lugar acogedor, será necesario invertir un poco de tiempo y dinero, pero ¿no te parece algo necesario?

A diferencia de otro tipo de decoraciones, como la decoración industrial, una casa acogedora es un lugar en el que te relajas nada más llegar. En gran medida, nuestras preocupaciones desaparecen y lo único que queda es un sentimiento de relax y calidez al dejarnos caer sobre nuestro sofá. Se trata de una forma de reducir el estrés, pero, sobre todo, de sentirte feliz en el entorno que te rodea.

He aquí algunos consejos para que disfrutes de una casa acogedora en donde te apetezca quedarte y puedas disfrutar más de ella.

Renueva los colores en las habitaciones

Lo primero es tener tu casa en la que te sientas a gusto y esto pasa, inevitablemente, por los colores. Primero, elije una paleta de colores en la que predominen colores cálidos, pero a la vez que aporten paz como el blanco o el beige, por ejemplo.

Coloca un buen sofá

No hay nada más acogedor que un sofá cómodo. Imagina un sofá en el que te hundes al sentarte. Los sofás en línea pueden llegar a ser muy cómodos, aunque uno tipo L puede otorgar espacio adicional para las visitas.

Construye una ventana de piso a techo

En tendencias de diseño, podemos encontrar el uso bastante habitual de las ventanas que van de piso a techo. En salas de estar, otorgan un plus en calidez e iluminación natural. Utilízalas para darle a tu casa un aire más acogedor.

Hazte con un buen espejo

Un espejo en una sala la hace sentir más espaciosa. Asimismo, puede otorgar calidez a la vivienda, luminosidad y, en consecuencia, hacer tu casa más acogedora. Te recomendamos los marcos blancos o dorados.

Instala cortinas hasta el suelo

Como complemento a las ventanas completas, las cortinas hasta el suelo dan una sensación de confidencialidad inmensa. De esta forma, algo tan simple como un cambio de cortinas puede dar como resultado una casa más acogedora. Recomendamos cortinas con colores neutros, como el blanco o el beige.

Utiliza la naturaleza a tu favor

Sillas de madera, cestas en medio de las mesas y plantas dentro de la casa son una excelente idea. Además, las plantas regulan la humedad y limpian el ambiente. Algunas de ellas previenen las alergias, y tenerlas en casa te puede ayudar a concentrarte.

Deja que las fragancias sean tus amigas

No importa si eres fan del incienso o de los humidificadores con olor. Es importante construir una casa acogedora con una fragancia que te enamore. En nuestra recomendación se encuentran las flores o la canela. Intenta que sea lo más natural posible.

Alfombras: una gran idea

Las alfombras a medida, que abarcan la totalidad del suelo disponible, pueden hacer de tu casa un lugar más acogedor. Sin embargo, usar alfombras parciales debajo de las mesas o cubriendo las entradas es suficiente.

Inunda el cuarto con puffs

Un puff es un mobiliario acogedor. Muchas personas los usan como un sofá o como reposapiés. Úsalo como quieras, pero ten en cuenta que van a aumentar la comodidad general de todo el hogar.

Adorna todo con cojines

Unos excelentes cojines le pueden dar un aspecto renovado y cómodo a tus sofás. Encárgate de que sean de los más suaves del mundo. Elimina las cubiertas ásperas de tu vida.

No sobrecargues todo

Son muchas cosas por hacer y decoraciones por comprar. Sin embargo, no es necesario seguir todos estos consejos para tener una casa acogedora. Tomar 3 o 4 como referencia puede darte como resultado una gran diferencia.

¿Preparado para una casa acogedora? Esperamos que sí. Estos han sido nuestros 11 consejos para construir una casa de la que no quieras salir jamás.


Compártelo: