El parquet es una de las reformas en las que merece la pena invertir cuando se quiere vender. Y es que además de las clásicas inversiones en ventanas aislantes, baño estilo suite o el open concept en el que la cocina y el salón crean un solo espacio, se añade la necesidad de que el suelo hable por sí mismo. La calidez es una de las razones por las que se elige este material aunque no es la única. De hecho, los suelos de este material suelen resultar atractivos desde el momento en el que el potencial comprador entra en el hogar.

Si quieres vender tu piso fácilmente, el parquet te puede ayudar. No obstante, debes recordar que no todas las estancias son óptimas para colocar este material en sus suelos. Lo ideal es que elijas este material tan luminoso y acogedor en las zonas comunes como son el salón o los pasillos, y en las habitaciones. De este modo, conseguirás un entorno con más luz y muy familiar. Sin embargo, te recomendamos que elijas suelos de cerámica u otro tipo en los baños y cocinas para facilitar su limpieza ya que estas son zonas del hogar en las que el parquet puede sufrir un gran desgaste.

Por qué el parquet revaloriza una casa en venta

Sobran motivos para elegir el parquet y, de hecho, cientos de miles de hogares en Europa lo eligen pero, ¿Cuáles son estas razones? ¿Y por qué los compradores prefieren un suelo de este material a de cualquier otro tipo?

  1. Calidez en los meses de invierno:  El parquet o parqué es un pavimento que está creado a partir de piezas acopladas de madera fina. Este material es ideal para familias con niños ya que no resulta frío en invierno. Es habitual que durante el invierno, otros suelos sean muy fríos, especialmente en hogares que se encuentran en ciudades que alcanzan las temperaturas bajo cero. Sin embargo, este material es de madera y, como ya se sabrá, se trata de un elemento muy cálido para los días invernales.

2. Sinónimo de lujo: Es posible que no lo sepas pero el motivo por el que el parquet está vinculado al lujo y a la elegancia se remonta al siglo XVII y al Palacio de Versalles, que fue el primer lugar en el que se reemplazó el frío mármol de los suelos debido a que su mantenimiento era muy arduo y costoso.

3. Fácil de limpiar y mantener: En la actualidad, existen cientos de productos para mantener el suelo de parquet en perfectas condiciones. Además siempre se puede recurrir a las tan socorridas alfombras. Lo ideal es que se mantenga anualmente con una capa de barniz. De este modo se podrá mantener durante mucho más tiempo completamente intacto. Además la limpieza diaria se puede realizar con una simple mopa. Es importante que si vas a vender una casa, informes a los futuros inquilinos de estos pormenores.

4. Símbolo del hogar: ¿Hay algo más familiar que la madera? Siempre nos imaginamos casas de madera cuando nos referimos a algo romántico o cálido. Por ello el parquet consigue enamorar hasta a los más escépticos. El parqué también es más costoso que otros materiales -aunque actualmente se pueden encontrar presupuestos bastante económicos- por lo que en el momento de vender, la casa se revalorizará.

5. Mayor luminosidad y símbolo de limpieza: Un último motivo para elegir el parquet cuando se quiere revalorizar una casa es que aporta una sensación de amplitud a las estancias que ningún otro suelo es capaz de equiparar. Por si fuera poco, también embellece las estancias en las que se coloca ya que este material siempre aparenta más limpieza y orden en las habitaciones.

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?