El alquiler de viviendas es una tarea que requiere especial atención, para conocer los precios más competitivos. Diferentes factores influyen en que el precio del alquiler sea mayor o menor, si comparamos los inmuebles. Para poder conocer las principales razones por las que el valor puede variar, en ocasiones, de manera desmedida, es importante entender que existen elementos, internos como externos, que le dan o restan valor a un piso.

El primer factor que influye en el precio del alquiler de una vivienda es sin duda la localización, dependiendo de su ubicación geográfica, la  vivienda puede incrementar su costo si se trata de una ubicación muy demandada, esto en contraste con ubicaciones con con mucha oferta, pero escasa demanda, es justo allí cuando los precios son mucho más competitivos, por ejemplo, cuando hay muchos inmuebles en venta o alquiler pero pocos interesados, es predecible que los precios van a bajar. Elementos externos como comercios, centros sanitarios, escuelas, conectividad con el transporte, todo esto influye para que la demanda, y, por ende, el precio, aumenten.

La situación del mercado de alquiler de viviendas

Como todo sector de la economía, el alquiler de una vivienda, depende directamente del mercado, esto incide en la evolución de los precios a lo largo del tiempo, el número de transacciones concretadas en la zona, el perfil del comprador potencial e incluso el contexto económico, son los indicadores que terminarán definiendo el precio de venta y alquiler. Conocer todas las alternativas de una zona, su historial e incluso el de sus propietarios, puede aportar información valiosa antes de invertir.

Factores como la superficie y tipología de la vivienda, también influyen en el precio medio del metro cuadrado para el alquiler de una vivienda, principalmente va a variar en función a la zona y en un espectro más amplio, en cuanto a ciudades. Siempre las capitales serán mucho más costosas que el resto de las ciudades, las ciudades turísticas por encima de las más remotas. Revisar las referencias de precio por zona permite conocer una media más actual. Así mismo la la tipología de la vivienda juega un papel crucial, como es el caso de los pisos de obra nueva con poca promoción, estos precios referentes a nuevos desarrollos siempre apuntan a subir. En ese mismo orden de ideas, la distribución del espacio interior, el hecho de que tenga terraza y/o balcón, tendrá una relación directa con el precio.

Las condiciones de una vivienda para alquiler

Antes de hacer cualquier tipo de inversión en cuando al alquiler de una vivienda es importante conocer a fondo sus condiciones, aspectos como los materiales que han sido utilizados en su construcción, si los mismos pertenecen a una gama alta o baja, y así un sinfín de detalles que inciden en el precio final de la cuota del alquiler. La calificación energética del inmueble, y el hecho de potenciar o no el ahorro energético del hogar, será determinante para el modelo de alquiler que no incluye los servicios. Por lo general viviendas en reforma, terminan bajando sus precios para ser mucho más competitivas.

Es importante también tomar en cuenta factores como la orientación y altura, la luminosidad, la ventilación, si la vivienda cuenta con vistas despejadas o si el edificio dispone o no de ascensor, serán temas vitales no solo para justificar el precio sino para decidir si aceptar o no esta oferta, pues podría no ajustarse a las necesidades, sobre todo en el caso de tener niños o ser personas mayores. Conocer además el equipamiento comunitario, que puede referirse a piscina, jardín, área infantil, pistas deportivas o gimnasio, todo esto puede incidir en el precio final del alquiler de una vivienda.

Compártelo: