¿Quieres vender tu vivienda? Seguro que deseas que este trámite sea lo más rápido posible y en Primer Grupo Gran Vía te podemos echar una mano. Por esta razón hoy te vamos a hablar del relooking inmobiliario, un término que tal vez no te suene de nada, pero que te ayudará a vender tu casa lo antes posible. ¿Quieres saber cómo?

El relooking inmobiliario es un término que podríamos definir como un lavado de cara y una puesta a punto de tu vivienda para la venta sin que tengas que invertir grandes sumas de dinero. De hecho, ni siquiera es necesario que hagas obras. En pocas palabras, podríamos decir que gracias al relooking inmobiliario aquellos defectos o problemas que haya en tu hogar los puedes minimizar. Interesante, ¿verdad?

Limpia a fondo y pinta si es necesario

La limpieza a fondo forma parte del relooking inmobiliario y es que va a ser muy complicado que logres vender tu vivienda si no le haces una limpieza profunda. Cerciórate de que hasta las esquinas que no se ven quedan impolutas. Esto es muy importante. Sabemos que es un gran trabajo, pero valdrá la pena, te lo aseguramos.

Además de esto, al hacer el relooking inmobiliario no te olvides de pintar si es necesario. Con el paso del tiempo y el uso de determinados espacios es normal que las paredes se ensucien. Si, además, no te gusta el color, puede ser una buena oportunidad para cambiarlo y, así, vender tu casa rápidamente.

Tira los muebles y objetos viejos

Mesitas auxiliares por las que ya nada se puede hacer, jarrones que están rotos… No vendas tu vivienda en estas condiciones. El relooking inmobiliario tiene una tendencia minimalista que te anima a tirar aquello que no sirve, que está viejo y de lo que puedes prescindir. Es mejor menos que más.

Sin embargo, cuando estés haciendo el relooking inmobiliario fíjate en si hay ciertas cosas que sí puedes aprovechar. Por ejemplo, arreglar el tapizado de una silla es posible si lo cubres con algún otro elemento que sea adecuado y le quede bien. Es una manera de reciclar muebles útiles para los futuros propietarios.

¿Qué ocurre con los muebles que no están demasiado desgastados, pero tienen desperfectos? Puedes elegir pintarlos o forrarlos con algún tipo de papel. El resultado es muy bonito y podrás transformar tu vivienda en muy poco tiempo. Esta es una de las claves del relooking inmobiliario. Darle un nuevo aspecto a tu vivienda para venderla sin tener que invertir apenas dinero. Así, tendrás más compradores.

Elimina los malos olores

Los malos olores pueden echar para atrás a cualquier posible comprador. Si hace tiempo que los ignorabas, ahora que estás en pleno relooking inmobiliario ya no puedes dejarlos pasar. ¿Puede que sea alguna tubería? ¿Una parte de tu casa a la que le afecta la humedad? Debes ponerle solución a esto lo antes posible.

Tú tampoco comprarías una casa que sufriese de malos olores, así que es el momento de que le prestes atención a este hecho. Revisa bien tu vivienda y descubre cuál es el problema para poner diferentes opciones sobre la mesa y  resolverlo o minimizarlo. Ya casi tienes tu relooking inmobiliario completado. Solo te falta un paso más.

Decora y organiza tu vivienda

¿Ya está todo lo anterior resuelto? Fantástico, solo queda esta última parte del relooking inmobiliario que es decorar y organizar tu vivienda. ¿Dónde quedan mejor los sofás? ¿Y aquella mesa? Te animamos a que busques en Internet ideas de decoración para que puedas crear espacios estéticamente bonitos con lo que tienes.

Añade alguna planta que siempre brinda una sensación agradable de confort, cuelga cuadros de paisajes o inspiradores, una alfombra… En definitiva, pon tu casa lista para vivir. Recuerda que siempre nos entra todo por los ojos, así que, si prestas atención al relooking inmobiliario venderás tu casa en muy poco tiempo.

En Primer Grupo Gran Vía queremos ayudarte a que vendas tu vivienda lo más rápido posible y es por eso por lo que hoy te hemos hablado del relooking inmobiliario. Pero, si quieres saber cómo podemos ayudarte a encontrar compradores, contáctanos.

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?