Si eres propietario por compra o herencia de una vivienda que no habitas con regularidad, estás perdiendo una gran oportunidad de obtener una buena rentabilidad. Además del deterioro que sufre una casa que no frecuentamos habitualmente, corremos el riesgo de que pueda llegar a ser okupada.

Así que vamos a ver qué opciones tenemos para una vivienda en la que no habitamos para evitar que se deteriore y a la vez obtener una renta que nos ayude a generar más ingresos.

¿Qué podemos hacer con un inmueble que no usamos con regularidad?

La situación básica o más eficiente es evitar que la vivienda se encuentre vacía, y la solución más sencilla es alquilarla o venderla. En función de tus necesidades y el uso que quieras, o no, darle en el futuro a dicho inmueble, te interesará más una opción u otra.

En cualquier caso, contar con el asesoramiento de un profesional, te ayudará a saber cuál es la mejor opción para ti, ya que, en función de tu situación y necesidades o proyectos, te podremos orientar sobre las opciones que existen para obtener la mayor rentabilidad posible de un inmueble vacío.

  1. Vender. Si estás pensando en obtener una liquidez extra, que te permita abordar otros proyectos que tengas en mente, la mejor opción es VENDER. Para ello será muy importante conocer bien el precio del mercado, así como aplicar las técnicas adecuadas para llegar al precio de venta deseado. Si quieres conocer los servicios que podemos ofrecerte para vender tu inmueble o conocer el mejor precio de mercado puede entrar aquí: Valoración gratuita.
  • Alquilar. Con el alquiler se cumplen dos objetivos a la vez, mantenemos la propiedad y obtenemos una rentabilidad nada desdeñable. Además de otras ventajas que no son económicas, pero no por ello, menos importantes para la vivienda, como son: tener la vivienda habitada, ventilada y bien conservada. Si deseas saber que servicios podemos ofrecerte para el alquiler puedes entrar aquí: https://www.primergrupogranvia.es/alquilar/

En caso de no querer o no poder vender o alquilar, te recomendamos tomar las siguientes medidas:

  1.  Visitar regularmente la vivienda,
  2. Limpiar patios y entrada a la vivienda
  3. Cuidar plantas exteriores
  4. Vaciar asiduamente el buzón.
  5. Instalar una alarma.
  6. Instalar reguladores o temporizadores que enciendan y apaguen luces diariamente.

Confiamos en haberte podido ayudar a tomar la mejor decisión y por supuesto puedes contar con nuestra ayuda y consejo profesional, solo tienes que contactar con nosotros y estaremos encantados de asesorarte.

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?