La decisión de comprar una vivienda en Valencia es bastante importarte ya que para la mayoría de las personas adquirir una casa es la inversión más grande que harán a lo largo de su vida. Dada la importancia de esta operación es crucial determinar el momento más adecuado para llevarla a cabo y hoy te explicaremos las 10 razones por las que el mes de septiembre es el ideal.

1. Temporada baja. En Valencia el verano es completamente arrasador gracias a su posicionamiento como ciudad vacacional por excelencia, esto hace que los precios suban y algunas viviendas en venta queden como alojamientos turísticos aprovechando la temporada, por lo que esperar a septiembre podría ser una muy buena opción.

2. Mejores ofertas. Gracias a esta bajada turística que se produce podrían surgir buenas ofertas de compra en septiembre, desde aquellos que han intentado vender más caro en temporada alta y no lo han conseguido hasta los que tienen prisa por deshacerse del inmueble antes de la llegada del invierno.

3. Novedades en el mercado. Muchos propietarios han estado de vacaciones y han postergado la venta de la casa hasta llegado septiembre y otros han aprovechado el buen tiempo para hacer unas pequeñas reformas y dejar la vivienda con un aspecto mejor para venderla, así que verás muchas novedades en el mercado inmobiliario de Valencia en este mes.

4. Clima apropiado. Las temperaturas exageradas suelen moderarse llegado septiembre en Valencia, eso te facilitará el moverte cómodamente por la ciudad para visitar las viviendas en las que puedas estar interesado sin que sea una odisea.

5. Menos viviendas turísticas. Las viviendas turísticas bajan llegado el mes de septiembre, otras deciden ponerse a la venta y en general el mercado se modera. Los precios pueden ser mucho más altos en los meses anteriores en todo Valencia para aprovechar la venta de casas como segunda vivienda a precios más elevados.

6. Tránsito favorable en la ciudad. La ciudad vuelve a sus costumbres más cotidianas con la llegada del mes de septiembre y esto facilitará el tránsito por ella así como las visitas a las diferentes propiedades. Los atascos vacacionales han quedado atrás y las mudanzas son más sencillas.

7. Visión más realista del mercado. Íntimamente relacionado con los puntos anteriores, el mercado se vuelve más realista cuando la ciudad se recupera de la temporada alta y de esta forma podrás tener una visión más acertada de los precios medios en cada zona durante el año.

8. Visión más realista de las zonas. Lo mismo ocurre a la hora de evaluar la zona de Valencia en la que podrías vivir, ya que en verano podrías encontrarte áreas excepcionalmente masificadas o con una vitalidad que no corresponde a la esencia del barrio en el resto del año.

9. Momento de tranquilidad en el sector. El sector inmobiliario está mucho más tranquilo en septiembre y esto podría facilitarte la vida a la hora de realizar compras estratégicas o tomarte con calma la búsqueda de buenas oportunidades.

10. Buena ocasión para vender. Este mes también es excelente para vender un inmueble si pretendes vender tu casa para comprar otra, ya que encontrarás personas que se mudan a la ciudad en septiembre o compradores que esperan a la temporada baja para empezar a buscar una propiedad en la que invertir.

Compártelo: