¿Te gustaría vender tu vivienda, pero todavía te encuentras pagando el préstamo? Aunque no lo creas, esta situación es bastante común y es por esto, por lo que existe la opción de la subrogación hipotecaria. Asimismo, en el caso de que tú seas el comprador, también te puedes beneficiar de esto. ¿Te gustaría saber cómo? Pues sigue leyendo.

¿Qué es la subrogación hipotecaria?

Con la subrogación hipotecaria lo que sucede es que la hipoteca se traslada al comprador. Esto quiere decir que el nuevo propietario se hará cargo de la cuantía restante que todavía falta por abonar. Por tanto, hay un cambio de titularidad en la hipoteca y se obtienen otras ventajas como que el comprador no tenga que abonar los gastos de tasación ni de apertura de hipoteca.

También, el propietario, puede vender su vivienda sin ningún tipo de inconveniente. A veces, ya sea por un cambio de residencia, una situación económica compleja o cualquier otro tipo de circunstancia, urge la necesidad de vender el inmueble. Situaciones similares, le pueden ocurrir a la parte compradora. Es por eso que pueden haber muchas personas interesadas en adquirir propiedades mediante la subrogación hipotecaria, en la que ambas partes, se benefician.

Otro tipo de subrogación hipotecaria

A pesar de que hemos definido la subrogación hipotecaria como una forma en la que se cambia al titular de la hipoteca, hay otro tipo en el que se sustituye a la entidad financiera trasladando dicho préstamo. Esto puede ocurrir cuando se ofrecen mejores condiciones, como intereses más bajos.

Razones por las que se solicita la subrogación hipotecaria

Ya hemos comentado brevemente varias razones que existen por las que una persona puede verse en la necesidad de subrogar su hipoteca. Resumiéndolas, una de ellas sería la necesidad de vender por motivos personales y la búsqueda de una opción que no le suponga gastos por la cancelación de la hipoteca. Asimismo, el comprador también se beneficia de ello, pero todavía hay otras razones por las que se hace esto que te explicamos a continuación.

Mejora del interés y ampliación del plazo

Otro de los motivos por los que acudir a la subrogación hipotecaria, puede ser mejorar el interés, ya que puede estar demasiado alto. Si al revisar el préstamo de tu vivienda te das cuenta de que puedes mejorarlo, sustituir la entidad financiera es una opción válida. Pero, conviene que compares entre diferentes bancos. Siempre habrá uno que te pueda brindar lo que realmente estás buscando y se adapta a ti por completo.

Asimismo, este tipo de subrogación hipotecaria te puede permitir ampliar el plazo de amortización. Puede que en un principio hayas elegido 15 años, pero te hayas dado cuenta de que no lo puedes asumir por distintas razones. Por lo tanto, la subrogación hipotecaria te ayudará a encontrar mayor flexibilidad, amoldándose a tus necesidades y ofreciéndote la posibilidad de revisar el préstamo.

Vender más rápido tu vivienda

Otra razón por la que elegir la subrogación hipotecaria es que conseguirás vender rápido tu vivienda. Dependiendo de cuánto te quede por pagar, posiblemente, el número de compradores interesados, puede incrementar. Incluso, tú mismo puede que te fijes en una vivienda que te ofrezca esta opción. En Primer Grupo Gran Vía podemos echarte una mano para que encuentres la mejor alternativa.

Recuerda que, si compras, no tendrás que abonar los gastos por tasar la vivienda y demás requisitos que se exigen ante la nueva contratación de una hipoteca. En estos casos, lo único que debes hacer es ganarte la confianza del banco para que te acepte como nuevo titular. Para eso, va a revisar tu historial, tu solvencia económica, si tienes un trabajo estable, etc. Si cumples con todo esto, no tendrás problemas.

Subrogación hipotecaria ¿sí o no?

Como has podido darte cuenta, la subrogación hipotecaria es una alternativa muy interesante. Si quieres vender tu vivienda con un préstamo activo, no te preocupes. En Primer Grupo Gran Vía te vamos a ayudar para que puedas vender la vivienda, y encontrar un nuevo hogar. Y recuerda que también puedes comprar tu nueva casa mediante la subrogación.  

En Primer Grupo Gran Vía, nos gusta ser transparentes, por eso, informamos siempre a los compradores de los términos en los que se encuentra la hipoteca, ya que las condiciones y cláusulas no se pueden modificar (a menos que se haga una nueva hipoteca con todos los gastos que esto conlleva). Por lo tanto, si estás pensando en la subrogación hipotecaria, cuenta con nosotros. ¡Te ayudamos!

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?