¿Estás pensando en vender tu casa? si es así estás de suerte, en este artículo te traemos una serie de consejos para hacer que tu casa se pueda vender lo más cara posible.

A la hora de vender una casa también funciona eso del marketing. No es lo mismo una casa que esté limpia que una que esté sucia, ni tampoco es lo mismo una que tenga unos muebles muy bonitos y esté muy bien decorada que una que está hecha una calamidad. Por eso, si estás pensando en vender tu casa podrías plantearte adoptar alguno de estos consejos.

Verás que hay de todo tipo, desde  los más caros pero bastante asequibles cómo son las obras y reformas hasta otros más sencillos como limpiar y ordenar. Aquí tienes las mejores ideas para sacar todo el partido por la venta de tu casa.

Trucos para sacar más valor por tu casa

  1. Tirar tabiques. Desde luego, tirar los tabiques de una casa no es algo precisamente baratos. Sin embargo, no es una de las obras más caras que existen. Si conseguimos quitar algún que otro tabique podemos ganar espacio y hacer que la casa se vea más grande y más iluminada. Es especialmente aconsejable hacerlo cuando estamos hablando de largos pasillos muy oscuros.
  2. Reformar la cocina. Reformar la cocina también puede darle a tu casa una segunda vida. Además, si optas por cocinas de moda cómo pueden ser las cocinas americanas estarás haciendo que tu casa entre mucho por los ojos del comprador.
  3. Limpiar y ordenar. Puede parecer un consejo obvio y hasta cierto punto lo es. Sin embargo, la limpieza y el orden son fundamentales para hacer ver a nuestros potenciales compradores que la casa que queremos vender es ideal.
  4. Decoración sencilla. Cuando vas a vender una casa lo más normal es venderla sin muebles. Aún así, es mucho mejor enseñar la cuando aún los tiene. De esta manera conseguirás que el comprador potencial se la imaginé mucho mejor y pueda ver como quedaría. Además, como sabes, una casa con muebles siempre parece mayor que una sin ellos.
  5. Enseñar el barrio. Si el comprador de la casa qué quieres vender no es de tu barrio (y lo más probable es que no lo sea), sería quizás una buena idea enseñarle el barrio. Al hacerlo no te olvides de poner el acento en aquellas cosas más positivas. Por ejemplo, si estás en un lugar en el que hay mucho ruido, en lugar de hablar de eso puedes hablar de lo animado que es y de la cantidad de cosas que se pueden hacer.
  6. Luz. Tanto si decides hacer reformas en tu casa para que haya más luz como si ves que es imposible hacerlas, la luz es sí o sí un aspecto importante. Si estás en el último caso, lo que deberías hacer es tomar las fotos del piso cuando más luz haya.
  7. Las posibilidades. Si no vas a hacer reforma para que el piso valga más, otra cosa que sí que podemos hacer es hablar de las posibilidades que tiene la casa. Describe al posible comprador lo que se puede hacer en ella y quizás así se anime a dar el paso… ¡Pruébalo!
Compártelo: