Si has optado por adquirir una propiedad mediante un préstamo hipotecario, es crucial considerar los múltiples desembolsos asociados a esta transacción, además del coste base del inmueble.

Los gastos de una hipoteca abarcan la comisión de apertura, los honorarios de redacción de documentos, los servicios notariales, entre otros aspectos. En este artículo, nos proponemos detallar estos conceptos, para que no te tomen desprevenido y puedas estimar el coste total de la vivienda que deseas comprar, asegurándote de poder afrontarlo realmente.

Es fundamental tener en cuenta que estos gastos de una hipoteca pueden variar según la entidad financiera que otorgue el préstamo, por lo tanto, hablaremos sobre cifras promedio para que tengas una idea general.

 

Gastos de una hipoteca: Comisión de apertura

El propósito es compensar los servicios asociados con la investigación, planificación y procesamiento individualizado de una solicitud de préstamo hipotecario, necesarios para su aprobación.

La cláusula del acuerdo de la hipoteca debe ser clara y transparente; los servicios pagados deben ser genuinos; y no deben ser excesivos o abusivos, con un costo promedio que varía entre el 0,25% y el 1,5% del préstamo.

Es importante tener en cuenta que esta tarifa puede cambiar según el banco y el tipo de hipoteca que elijas. No todas las hipotecas tienen un cargo por apertura, por lo que es crucial consultar a tu banco sobre esta condición al discutir tu próxima hipoteca.

 

Contratación de productos para obtener bonificaciones en la hipoteca

De acuerdo con las leyes en España, uno de los gastos de una hipoteca, es la adquisición de un seguro contra incendios para la propiedad. Este seguro suele cubrir los daños provocados por incendios, así como otros eventos como inundaciones o desastres naturales.

El Real Decreto 716/2009, del 24 de abril, que complementa la Ley 2/1981, del 25 de marzo, sobre regulación del mercado hipotecario y otras disposiciones del sistema hipotecario y financiero, establece que la entidad bancaria con la que se ha suscrito la hipoteca debe ser beneficiaria en la póliza del seguro, pero solo por la cantidad del préstamo. El resto de la cobertura se destina al propietario de la vivienda.

Además, desde la reforma hipotecaria de 2019, tienes la libertad de elegir la compañía de seguros con la que deseas contratar tu póliza contra incendios, sin estar obligado a elegir la aseguradora asociada al banco con el que has firmado la hipoteca.

También debes saber que, la gran mayoría de bancos, ofrecen bonificaciones en el tipo de interés de la hipoteca, a cambio de contratar uno o varios seguros con ellos; de vida, de hogar, etc. pero, solamente el de incendios, es el único obligatorio y el resto, no te pueden obligar a contratarlos y, menos con ellos. A continuación, te los explicamos.

 

Seguro de hogar

Es uno de los elementos más usuales exigidos por las entidades financieras. El precio inicial puede cambiar dependiendo del valor de la propiedad y el nivel de protección deseado. Normalmente se sitúa entre 300€ y 1.000€ al principio.

Seguro de vida

Proteger el préstamo hipotecario constituye otra de las estipulaciones que algunos bancos imponen. Los gastos iniciales pueden fluctuar entre 100€ y 500€, dependiendo de la edad y el nivel de cobertura.

Adquisición de tarjetas de crédito o débito

En ocasiones, los bancos pueden requerir la adquisición de tarjetas bancarias. El costo inicial puede ser mínimo o incluso nulo, pero se exige su utilización. Esta opción suele ser otra de las alternativas no obligatorias para acceder a bonificaciones adicionales.

Plan de pensiones o productos de inversión

Algunas entidades bancarias otorgan incentivos por contratar estos productos, cuyos costos iniciales varían según el monto aportado y el tipo de plan.

 

Tasación de la vivienda

Otro de los gastos de una hipoteca es el de la tasación de la vivienda. Este gasto es imprescindible debido a que, en la actualidad, los bancos suelen financiar hasta el 80% del valor tasado del inmueble o su precio de venta, optando por la cifra más baja. Esta práctica reduce el riesgo para el banco y asegura que el préstamo esté respaldado por un valor suficiente en caso de ejecución hipotecaria.

El costo de tasar una propiedad en la Comunidad Valenciana, puede variar según diferentes factores, como el tamaño y la ubicación del inmueble, así como la entidad o profesional contratado para realizar la tasación. Los precios generalmente se sitúan entre 200€ y 500€, aunque se recomienda solicitar presupuestos detallados para obtener una estimación precisa.

Es importante tener en cuenta que este gasto debe ser asumido por ti, incluso si finalmente decides no aceptar la hipoteca ofrecida por tu banco, ya que la tasación de la vivienda es un requisito previo para que el banco apruebe el préstamo solicitado. Además, en ciertas ocasiones, el banco puede exigir que la tasación sea realizada por una empresa tasadora específica.

 

Nota simple

La certificación registral es otro de los gastos de una hipoteca, aunque este es relativamente bajo en comparación con otros, generalmente alrededor de 10€.

Este documento es esencial para presentarlo al banco y proporciona información detallada sobre la propiedad, como posibles cargas, el propietario actual y las dimensiones. Puedes obtenerla personalmente en el Registro de la Propiedad, pero si alguien más lo gestiona por ti, ten en cuenta que el precio puede aumentar.

A partir de junio de 2019, la legislación española dicta que estos conceptos, junto con la escritura de la propiedad, deben ser sufragados por el solicitante de la hipoteca.

No obstante, hay otros gastos de una hipoteca que, aunque deben ser cubiertos por el banco, es importante que conozcas para estar bien informado.

 

Notaria

Al formalizar la hipoteca, la notaría aplica un costo que varía entre el 0,3% y el 0,5% del importe hipotecario. Además, tanto el banco como el cliente deben abonar por su respectiva copia del contrato, con un valor cercano a los 50€ cada una.

 

Gestoría e inscripción de la hipoteca como una carga de la vivienda

Tras completar la transacción del préstamo, una empresa de gestión designada por el banco, se encargará de pagar los impuestos asociados a la formalización del acuerdo y llevará a cabo los trámites correspondientes en el Registro de la Propiedad para inscribir la hipoteca.

Además de esto, el banco deberá cubrir los honorarios de la gestoría, que suelen estar alrededor de los 400€, aunque este costo puede fluctuar dependiendo de la política de tarifas de cada empresa participante.

 

Impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (AJD)

Para concluir, existe un tributo autonómico que se liquida al formalizar una hipoteca. En la región de Valencia, este impuesto representa el 2% de la cantidad del préstamo concedido, más 0,15€ por cada documento sellado utilizado para redactar el contrato hipotecario. Al igual que los anteriores, este costo es asumido por el banco.

Además, es importante destacar que algunas entidades bancarias están dispuestas a cubrir todos los gastos que implica la obtención de una hipoteca, con el fin de atraer a los clientes para que elijan su producto financiero.

Por lo tanto, al momento de buscar financiamiento, es recomendable comparar las condiciones ofrecidas por diferentes bancos para seleccionar la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

Por último, te recordamos que en PRIMER GRUPO contamos con una empresa colaboradora de comparación de hipotecas que puede ayudarte en este proceso cuando adquieras una propiedad a través de nuestras agencias. ¡No dudes en contactarnos para obtener más información!

Compártelo: