Ahora que llega el verano y son muchas las personas que buscan un lugar en el que alojarse durante sus vacaciones, ¿cuáles son las diferencias entre un alquiler residencial y un alquiler turístico? Si tienes una vivienda que quieres alquilar para sacarle una rentabilidad este año, en Primer Grupo Gran Vía queremos que conozcas cuáles son las diferencias entre estos dos tipos de alquileres.

Aunque tienen varias características distintas, solo hemos seleccionado aquellas que son realmente relevantes y que te ayudarán a decidir qué es lo que te viene mejor a ti, si un alquiler turístico o un alquiler residencial. En el caso de que todavía tengas dudas, en Primer Grupo Gran Vía podemos ayudarte a resolverlas.

El alquiler turístico ¿es más rentable?

Una de las características que tiene el alquiler turístico es que tus inquilinos se podrán quedar las noches que ellos consideren, es decir, pagarán por noche, tal y como harían en un hotel. Esto, resulta bastante rentable y posiblemente recibirás más dinero por tu vivienda alquilada.

Otra de las características que tiene el alquiler turístico es que hay muchas personas que buscan este tipo de alquileres, de hecho, la demanda no ha dejado de crecer en los últimos años. Cuando tú mismo te vas de viaje, quizá no quieras quedarte un mes en un solo lugar, sino visitar varios haciendo una ruta. Pues muchos viajeros son como tú y, por eso, que les ofrezcas un alquiler turístico les vendrá de perlas.

También, como los inquilinos en el alquiler turístico solo pasan días en tu vivienda, ésta estará mucho más cuidada.

En cuanto a los pagos, en Primer Grupo Gran Vía siempre te recomendaremos el pago por adelantado, ya que la demanda será tan alta que esto garantizará la reserva. 

El alquiler residencial ¿puede ser tu opción ideal?

A pesar de todas las características que tiene un alquiler turístico y que pueden haberte convencido ya, no corras demasiado, ya que quizá lo que tú necesitas es un alquiler residencial. Un alquiler de este tipo en lugar de ir por días, va por meses. Algunas personas alquilan una vivienda durante un mes para pasar sus vacaciones. Puede que esto sea mucho más cómodo y estable para ti.

Además, algo que debes tener en cuenta es que en un alquiler residencial es el inquilino quien corre con los gastos de luz, agua, etc. Esto quiere decir que tus gastos serán menores que si optases por un alquiler turístico. Además, debes tener presente que, con un alquiler de este tipo, tienes garantía de que tu vivienda esté cubierta durante un mes completo. Con un alquiler turístico no sabes si podrás cubrir el mes entero.

Ambas opciones de alquiler son válidas

Aunque hemos expuesto las características de un alquiler turístico y un alquiler vacacional, es importante que sepas que ambas opciones son válidas. No obstante, puede que una de ellas se ajuste mejor a tus intereses y a la rentabilidad que le pretendes sacar a tu vivienda. En caso de dudas, no te preocupes. En Primer Grupo Gran Vía te ayudaremos, teniendo en cuenta tus expectativas.

Ponte ya en contacto con nosotros y te echaremos una mano para que puedas disfrutar de un dinero extra que podrás gastar o invertir como quieras. El alquiler turístico y el alquiler vacacional, ambos, tienen una alta demanda. Además, este año hay muchas personas con ganas de vacaciones. Así que ¿cuál será tu alquiler ideal?

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?