Ahorrar en luz, gas y agua es importante al comprar o alquilar una vivienda. Pues, no podemos olvidarnos de que este pago de los suministros coincidirá en algunos meses con el pago de la hipoteca y del alquiler. Pero ¿qué consejos nos pueden ser útiles para ahorrar en luz, gas y agua una vez compremos o alquilemos una vivienda? Esto es lo que trataremos hoy en Primer GRUPO Gran Vía, un tema que tiene una gran importancia.

Actualmente, las noticias de la subida de la luz nos preocupan sobremanera. Por eso, saber cómo ahorrar en luz, gas y agua, tanto si hemos alquilado una vivienda como si la hemos comprado, es fundamental. No queremos llevarnos una sorpresa en el momento en el que las facturas de los suministros lleguen a nuestra casa. Así que, hay algunos consejos útiles para empezar a ahorrar luz, gas y agua desde el principio.

Revisar la potencia contratada

Para ahorrar en luz debemos revisar la potencia que tenemos contratada. Cuando alquilamos una vivienda suele hacerse solo un cambio de arrendatario. Pero, conviene revisar la potencia que tenía el anterior inquilino porque puede que a nosotros no nos venga bien. Lo mismo sucede al comprar una vivienda. Quizás, debamos analizar la potencia que tenemos, pues puede ser excesiva para nosotros.

Pongamos un ejemplo muy sencillo. Si vivimos solos en una casa de unos 60 m2,una potencia de unos 3kW debería ser suficiente para que hagamos uso de los electrodomésticos habituales (nevera, horno, calentador eléctrico, etc.). Si disponemos de aire acondicionado, horno eléctrico o secadora, entonces, podemos pensar en aumentar esa potencia. Si no es así, no tiene sentido pagar por 4,6kW, por ejemplo.

Utilizar los electrodomésticos eficientemente

La segunda de las claves para ahorrar en luz, gas y agua es utilizar los electrodomésticos de manera eficiente. ¿Por qué no utilizamos el programa ECO de la lavadora o del lavavajillas? Al hacerlo, no solo estaremos consumiendo menos agua sino, también, menos luz. Esto será fantástico. Una doble ventaja.

Relacionado con esto, no nos podemos olvidar de cuidar de los electrodomésticos. Independientemente de que estemos en una vivienda comprada o alquilada, para ahorrar en luz, gas y agua es fundamental que los electrodomésticos estén limpios. Esto va a aumentar su eficiencia y favorecerá nuestro ahorro.

Ajustar la temperatura

Para ahorrar algo más en gas, es fundamental ajustar la temperatura tanto de la calefacción como del calentador. Para la calefacción puede ser interesante instalar un termostato inteligente que no permita que ésta sobrepase los 21ºC – 22ºC, la temperatura ideal para lograr un adecuado confort y bienestar en el hogar. Con respecto al calentador, el máximo podemos fijarlo entre los 40ºC y 45ºC.

Esto nos permitirá que, a final de mes, podamos tener algo más de dinero en el bolsillo, lo que nunca viene mal. Porque no es necesario que la calefacción o el calentador estén siempre funcionando a la temperatura más elevada. Tener esto en mente nos ayudará a ahorrar en luz, gas y agua de una manera eficaz al comprar o alquilar una vivienda.

Tomar buenas decisiones

Otras formas de ahorrar en luz, gas y agua es tomar buenas decisiones. Por ejemplo, existen lámparas a pilas que pueden ser interesantes para ahorrar luz por las noches. También, hay lámparas que se cargan con la luz solar. Una decisión muy sostenible, ¿verdad? De esta forma, se aprovecha el sol para tener luz cuando nos haga falta.

También, conviene que cuando lavemos los platos o nos duchemos no mantengamos el agua del grifo abierto en todo momento. Podemos apagarlo al aplicarnos el jabón o al estar limpiando la loza antes de aclararla. Asimismo, podemos instalar unos reguladores de caudal que evitarán que despilfarremos cada gota de agua. De esta forma, tomando este tipo de decisiones podremos ahorrar en luz, gas y agua fácilmente.

Aprovechar las ventajas del bono social

¿Podemos acogernos al bono social? Si pertenecemos a una familia numerosa, somos pensionistas que recibimos una cuota mínima, nos ocupamos de personas con dependencia… En estas circunstancias, y alguna más, podemos aprovecharnos del bono social para ahorrar en luz, gas y agua. Esto puede suponernos un ahorro de casi 200 euros al año. Por eso, es importante que informarnos para no perder esta oportunidad.

Ahora que ya conocemos estos consejos tan interesantes e importantes para ahorrar en luz, gas y agua ¿a qué estamos esperando para ponerlos en práctica? Asimismo, si todavía no hemos comprado o alquilado una vivienda, en Primer GRUPO Gran Vía quizás encontremos lo que hace tiempo buscábamos.

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?