La iluminación natural es uno de los aspectos más valorados en una vivienda y es una de las características que la puede hacer más atractiva frente a posibles compradores. La luminosidad contribuye al confort y consigue crear un ambiente adecuado para desarrollar todo tipo de actividades. Además, ayuda a resaltar el valor estético de las distintas estancias de nuestro hogar.

Muchos aspectos intervienen en el hecho que una casa sea más o menos luminosa. Es evidente que el numero y colocación de las ventanas es el factor que más interviene. Pero también es importante la orientación de nuestra vivienda, así como de los edificios o construcciones que podamos tener a nuestro alrededor. Por ello es bastante habitual que encontremos casas cuya iluminación natural es más escasa.

Existen una serie de trucos que te ayudarán a conseguir potenciar la luminosidad de tu casa. Es necesario aprovechar todo lo que recibamos de este recurso para hacer nuestra vivienda más luminosa lo que tendrá efecto inmediato en la percepción que tengamos del espacio y la manera en la que lo vivimos. Esto también hará que nuestro piso o casa sea más interesante para los posibles compradores.

Uno de los aspectos que hay que cuidar para conseguir que nuestra casa sea más luminosa es el color de las paredes. Los blancos y los colores crema contribuyen a realzar este efecto. Por el contrario, los colores más oscuros o saturados pueden hacer que una habitación sea más oscura e incluso más pequeña.

Para seguir contribuyendo a que tu casa sea más luminosa puedes seguir usando el blanco o los colores claros en el suelo y en techo. De esta manera la luz natural se verá más potenciada y conseguirás ver potenciada la luz de una estancia.

Eliminar los obstáculos visuales que impiden que la luz pase es otra de las claves que hacen que una casa sea más luminosa. Evita muebles demasiado grandes o pesados. Puedes optar también por elegir el color blanco o una gama tonal de colores suaves que realicen contraste, pero sin restar luminosidad.

Con sencillos trucos podrás potenciar la luz natural de tu casa

La eliminación de obstáculos que dejen pasar la luz empieza desde la misma ventana. Esta fuente de iluminación natural se debe cuidar especialmente consiguiéndole un marco que contribuya a potenciar la iluminación con su color y estructura. Evita elementos demasiado grandes y que causen demasiado contraste o mucho impacto ya que rompería la unidad visual que buscamos para potenciar la luz.

Las cortinas también son claves para conseguir que nuestra casa sea más luminosa. Deberemos mantener nuestra gama tonal de blancos o colores claros, pero también es importante la elección de la tela. Existen telas que permiten a las cortinas realizar su función de preservar la intimidad pero que permiten pasar la luz. También ejecutan su función de filtro cuando el sol es más intenso permitiendo aprovechar su luminosidad.

Los espejos van a ser nuestros grandes aliados a la hora de conseguir que nuestra casa sea más luminosa. Colocados de manera estratégica pueden colaborar a que la luz se refleje y llegue a aquellas zonas más oscuras. Además, también contribuyen a crear una sensación de mayor amplitud al generar la sensación visual de espacios duplicados en el tamaño.

Para hacer que tu casa sea más luminosa es clave buscar una línea de diseño sencilla y con bajo contraste de colores. Si sigues una gama tonal sabe tendente al blanco conseguirás grandes resultados. La decoración minimalista es una opción que te permite sacar el máximo partido a tu fuente de luz natural.

De esta manera conseguirás hacer tu casa mucho más atractiva si decides venderla. En Primer Grupo Gran Vía contarás con el mejor apoyo de profesionales del mundo inmobiliario que te ayudarán a conseguir tus objetivos a la hora de vender tu casa.

Compártelo:
WhatsApp ¿Hablamos?